Archivo de la categoría: 4.COMISARIADOS

Resumen de comisariados ordenados por orden cronológico. La información incluye textos, relación de autores y una pequeña parte de las obras seleccionadas.

Rafael Navarro. Cuerpo y naturaleza. Universos soñados

Cuerpo y naturaleza. Universos soñados. Rafael Navarro
PHotoEspaña 2022
Centro de Arte Alcobendas.
Esta exposición supone un análisis y una revisión del complejo universo del creador zaragozano a partir de la presentación y ordenamiento de sus proyectos Involución, Dípticos, Patzcuaro, Tientos, Polifonías y Testigos.

Su especial modo de interpretar el cuerpo y la naturaleza a través de la fotografía y su visión ensoñadora, han hecho de Rafael Navarro uno de los creadores mas influyentes, interesantes y reconocibles de la escena artística contemporánea.

Desde su primer trabajo Formas en 1975, las inquietudes de Rafael Navarro han seguidos múltiples caminos, ensayos y expediciones, donde siempre han estado presentes el cuerpo y el entorno natural.


Involución 1. 1976

Díptico 10. 1978

Testigos. Tríptico 2. 2010
Cuerpo y naturaleza. Universos soñados
Con el título “Cuerpo y naturaleza. Universos soñados” Rafael Navarro nos muestra, en más de ciento treinta obras, la conformación de un proyecto expositivo que sobrepasa el límite de la fotografía estrictamente como documento social, y donde el resultado trasciende a una narración estética de un estado y estilo propio en su tiempo y espacio.

En esta cuidada y serena selección, que incluye obras realizadas a lo largo de cinco décadas, se incide en la ensoñación, en lo umbrío, en lo enigmático, donde la luz puede sentirse sin perturbar, sin mostrar más acontecimientos que los que es capaz de provocar: sensaciones esenciales, inesperadas, aquellas que la emoción, y no la exploración ni la sensatez, nos desvelan.

Rafael Navarro no encuentra la inspiración de su trabajo únicamente en la construcción establecida y ordenada del cuerpo, sino que indaga y examina los espacios de fricción que se dan entre la naturaleza y la urbe, la pintura y la fotografía o entre lo transformado y lo original. El compromiso y la manera de acometer sus proyectos están llenos de coherencia; el estilo y personalidad de sus obras es perceptible de forma inequívoca, siendo indiferente el territorio o hemisferio donde se halla capturado la imagen.

Sus fotografías irradian un cuidado cromatismo preservando hasta el mínimo detalle. Su manera directa y frontal de encuadre se aparta de ambiguas angulaciones, rehusando la utilización de recursos efectistas, en definitiva, busca la verdad de una forma limpia en el lugar y en el momento.

Para Rafael Navarro, representar el paisaje -un paisaje ensoñador- presente en sus series Dípticos y Patzcuaro-17, es algo más que una sencilla imagen notarial o la representación de un lugar determinado desde un punto de investigación. El estudio del paisaje constituye una ciencia multidisciplinar que es necesario definir de forma pura y resituar dentro del agitado mundo del arte contemporáneo; “paisaje”, en su esencia, es aquello que está distanciado de nosotros, describiendo el panorama anterior a la frontera de nuestra vista, estando perfectamente representado en las obras Díptico#30, Díptico#31, Díptico#38, Díptico#59 y Patzcuaro 10.

Por insólito que parezca, la dimensión que sugiere la palabra “paisaje” nos lleva más a lo que se intuye que a lo que vemos, “existe una gran interacción entre lo visto y lo oculto, entre lo que se percibe de forma directa y lo que pertenece a la memoria y a la imaginación” .

Desde hace décadas Rafael Navarro ha estado fascinado por la naturalidad, honestidad y nobleza del cuerpo, así como por la naturaleza en sus vertientes originarias. En esta exposición nos recibe con piezas de múltiples formatos, que en conjunto revelan una armonía habitual en su forma de trabajo. La series Involución, Dípticos, Patzcuaro-17, Tientos, Polifonías y Testigos forman el cuerpo perfecto de este proyecto expositivo, con una peculiaridad innata a todas las obras, perfección, calidad y un equilibro impecable. Imágenes que seducen al espectador y con una riqueza embriagadora cargada de sencillez y textura.

Involución (1976) . Es una serie teatral y sensible, donde están presentes los ejes esenciales de la obra de Navarro, el cuerpo y la abstracción. Doce fotografías donde deja presente la marca de la película, prueba indiscutible de que es una fotografía, hecho notarial de la secuencia fotográfica que limita la existencia del cuerpo, verdadero protagonista del proyecto.

Dípticos (1978 – 1985) . Sesenta y nueve fotografías componen esta serie, donde se recorre el paisaje y la arquitectura, símbolos y retratos, mezclando lo etéreo y lo terrenal; quizás su proyecto narrativo más ambicioso y personal. Los dípticos componen acciones por desentrañar, como el desarrollo de las escenas detenidas de una película de misterio, esta es la sensación vivida al contemplarlas. Desafíos y persistencias. Luces y sombras (Díptico#01), Aire y agua (Díptico#27), Madera y árbol (Díptico#51),… ampliaciones y engranajes de formas que nos llevan al encanto del espacio fragmentado.

Patzcuaro-17 (1983) . En esta serie de -únicamente- diez imágenes la repetición geométrica y la sombra son los protagonistas. Está presente la naturaleza y el fervor por el detalle, y la textura, figuradamente silenciosa y sencilla, de una pared desnuda.

Tientos (1995) . En Tientos, Rafael Navarro únicamente nos sugiere sensaciones, emociones, pero sin tocar; representa fragmentos de cuerpos -posiblemente de mujer- arropados con tejidos blancos, huecos que nacen entre paño y piel, que por su delicadeza evoca icónicas ensoñaciones.

Polifonías (1986 – 2015). Solo cinco obras de esta serie están presentes en este proyecto expositivo: El árbol de la libertad , Dúo I, Dúo II, Dúo III y Dúo IV. En 1986 Navarro inicia una etapa clave en su trabajo, comienza la etapa de los “conjuntos”. Unas obras únicas formadas por el conjunto de varias fotografías que se completan, como un puzle, para formar una sola imagen. Se trata de obras de 10, 7, 5, 3 o 1 originales, con lo que reduce drásticamente sus tirajes anteriores, que eran de cincuenta originales .

Testigos (2010) . Serie compuesta por treinta fotografías en tres formatos diferentes y complementarios, composiciones ordenadas de naturaleza apacible, mundos vegetales intimistas donde la forma, el equilibrio y la quietud se convierten en estrellas iluminadas.

Rafael Navarro ha sido capaz de transformar y construir en el espacio del Centro de Arte Alcobendas una mirada única, «su mirada», llena de niveles, mostrando con excelencia, mimo y armonía, sus eternas pasiones creativas: territorio, estancia, cuerpo y silencio.

José María Díaz-Maroto
Marzo 2022

Vi-Viendo Almería. Marina del Mar

VI-VIENDO ALMERÍA. Marina del Mar
Centro Andaluz de la Fotografía, Almeria
29 septiembre 2021 al 23 de enero 2022

Hay quienes opinan que lo adecuado es no adjetivar a un autor y dejar que sus fotografías y acciones hablen por él. Sin em¬-bargo, al examinar a Marina del Mar es imposible evitar que lleguen a nuestra mente un sinfín de calificativos tales como astuta, ingeniosa, incisiva, divertida, socarrona, irónica o/y melancólica… todo eso y mucho más es Marina del Mar.

“Cuanto más sencilla es la historia, más hermosa” … no hay necesidad de palabras.

Su sonrisa ilumina la sala, a pesar del luto riguroso; el rostro de una dama junto a sus recuerdos revela el sacrificio de décadas; un perro desafiante nos mira desde su cancela; maternidad, ocio y belleza en un mismo instante…. Las fotografías de Marina del Mar captan el gesto espontaneo, añadiéndole regularmente un toque de ironía fraternal; sin rastro de orgullo y ventaja se para ante el escenario, sin trampas de cazador furtivo, y conjuga el verbo fotografiar en pretérito perfecto de un modo personal.

Si tuviera que buscar una nota característica y esencial en la forma de ser de Marina del Mar sería, sin duda, su apasionado deseo por transformar todo en imágenes, sin desperdiciar ni un minuto las posibilidades que le ofrece la vida para reflejar, con una carga de sensibilidad y ternura, al ser humano. Marina vive una relación con la realidad/su realidad, a través de la mediación que le ofrece la cámara fotográfica, pero de una forma diferente al resto de los mortales, consiguiendo siempre resultados prodigiosos; aparentemente tranquila, observadora y contemplativa se transforma en apasionada, exaltada y palpitante cuando, cargada al cuello con su cámara, trabaja en los escenarios de cualquier rincón de su Almería natal.

Al observar sus fotografías, con el oficio e intuición obtenido a lo largo de los años, imagino unas reglas estudiadas para el habitual acercamiento de Marina a los sujetos a fotografiar como la cautela en la aproximación, la calma emotiva y la selección del mejor encuadre posible.

En numerosas ocasiones a lo largo de su carrera ha intentado comprender e interpretar, o mejor dicho, asimilar a su experiencia personal, la humanidad que se desprende de situaciones límites como la pobreza, la opulencia, la fiesta o la ausencia de libertad. Ha fotografiado el Barrio de La Chanca entre 1989 y 1992, ha sabido desarrollar y llevar a buen puerto los proyectos De compras, Ferias de barrio o Cocktail. En 2010 inaugura en el patio de la Diputación Provincial de Almería la exposición Perfiles, una galería de retratos de personajes de diferentes ámbitos de esta provincia, y ese mismo año crea el proyecto Great People, donde refleja las costumbres y tradiciones de Almería, con ritos y actividades que forman parte de nuestra cultura e identidad.

Pero sus fotografías nunca están tomadas con el espíritu de un reportero editorial, ella busca el testimonio real, en ocasiones divertido, explora lo auténtico, y de este modo llega a expresar situaciones chispeantes en forma de auténticos relatos visuales.

Vi-Viendo Almería representa una cuidada selección de imágenes del proyecto más solido y vital de Marina del Mar donde su ciudad Almería, y más concretamente sus habitantes, encarnan el papel protagonista, una revisión y un recorrido a décadas llenas de trabajo y pasión, por y para la fotografía.

José María Díaz-Maroto. Julio 2021

GESTO Y ARTIFICIO. Fotografía contemporánea en la Colección Los Bragales

GESTO Y ARTIFICIO. Fotografía contemporánea en la Colección Los Bragales
Exposición en el Centro de Arte Rafael Botí, Córdoba.
17ª Bienal de Fotografía de Córdoba.

Una colección es una descripción que se cimienta a partir del ejercicio y misión de todos los artistas que la constituyen. Es un conjunto de piezas, pero también de nombres. Una colección también es una historia, un lugar en el que el visionado de cada pieza queda condicionada con el resto de obras que la acompañan. Una colección no es un registro, no almacena, sino que selecciona y puede llevarnos a contradicciones, el arte contemporáneo y mas aun la fotografía no manifiesta la totalidad del arte, por lo que su presencia en colecciones constantemente es restringida por motivos de opinión, geográficos o ideológicos, pero no es asi en la Colección Los Bragales donde la evolución en los gustos y sentimientos de su creador Jaime Sordo le ha llevado a coleccionar diferentes soportes como pintura y escultura nacional e internacional y desde 1996 introducir en la colección la fotografía contemporánea, no histórica, con piezas de formato básicamente grande y con artistas de ámbito nacional e internacional con interés especial el la nueva objetividad alemana de los alumnos de los Becher, como Thomas Ruff, Candida Höfer, Alex Hütte, Thomas Struth..

El resultado de esta exposición Acción y representación. Fotografía contemporánea. Colección Los Bragales es algo más que una sucesión de imágenes ordenadas con criterios objetivos, dado que, al concebir su composición, he seleccionado escenografías, historias, reportaje, arquitectura y forma, pero sin caer en lo exótico por exótico y en lo lejano únicamente por ser lejano y extraordinario. La muestra abarca un amplio espectro con diferentes formas de mirar reunidas ante un mismo hilo conductor, donde la diversidad de las propuestas y los tratamientos finales de las obras nos ofrecen múltiples asociaciones estéticas bajo un mismo denominador común: teatralidad, acción y representación.

En esta selección de dieciséis autores se encuentra la mejor representación de la fotografía contemporánea actual presente en la colección Los Bragales. Las obras de AES+F, Gabriele Basilico, Edward Burtynsky, Julia Fullerton-Batten, Nan Goldin, Candida Höfer, Zhang Hyan, Isaac Julien, Ellen Kooi, Michael Najjar, Erwin Olaf, Georges Rousse, Thomas Ruff, Malinie Smith, Wolfgang Tillmans y Gregory Crewdson ilustran de manera diversa, algunos de los conceptos relacionados como la presencia y acción del paso del ser humano en la sociedad actual.

José María Díaz-Maroto


AES+F
El grupo EAS+F logra crear un diálogo múltiple carente de palabras, de manera poética y transgresora y con referencias a la historia del arte, logrando explorar y transmitir los conflictos existentes de la humanidad. En1987 los artistas moscovitas Tatiana Arzamasova, Lev Evzovich y Evgeny Svyatsky crean AES Group, que cambió posteriormente de nombre a AES+F con la incorporación del fotógrafo Vladimir Fridkes en 1995. El trabajo creativo se centra en la fotografía y video con bases de informática, pero sin olvidar medios más usuales como el dibujo, la pintura y la escultura.

Gabriele Basilico
La ciudad ha sido el origen y motivo del trabajo de investigación en las imágenes de identidad contemporánea de Gabriel Basilico, en esta ocasión las obras Beirut 91A6-572, 2004 y Beirut 91A6-573, 2004 presentes en esta muestra son un fiel ejemplo de ello, instantáneas, de forma habitual sin seres humanos, y cuando estos aparecen lo hacen empequeñecidos. Sus fotografías no son una reflexión de lo que allí ocurrió, sino un destello de lo que subsiste de una ciudad cuando la guerra acaba y la vida renace.

Edward Burtinsky
La obra Urban Renewal 4, 2004 pertenece a la serie China, que evoca la enormidad de la salvaje transición que ha tenido lugar en el país, avanzando hacia una urbanización a gran escala para ubicar a las masas de trabajadores en las industrias manufactureras. Como forma de trabajo Burtinsky consigue situarse en lugares elevados sobre el paisaje mediante tarimas elevadas describiendo el acto de tomar una fotografía en términos de «El Instante Contemplado».

Nan Goldin
Si hay una palabra que sintetiza la humanidad que busca en sus imágenes Goldin es la de aceptación. Su personal estilo fotográfico, definido por la dura realidad y proximidad con los fotografiados, así como la elección de momentos íntimos como objeto de sus imágenes, define un modo de retar el paso del tiempo, en el que placer y dolor coexisten como parte de un todo.

Candida Höfer
Uso y manejo de “los tiempos muertos” en los espacios, acumulando información en cada obra, haciendo que el espectador mire con detenimiento, observe lentamente cada detalle y vea el vacío que provoca la inexistencia humana, plenitud de colores y de composiciones simétricas que hablan en silencio, dejando claro el objetivo al realizarlas, la escritura de un pequeño universo elaborado por manos humanas.

Zhang Huan
Centra su mirada en el desnudo, algo que en China se establece como íntimo pero que el artista transporta al ámbito de la comunicación. La desnudez, según Zhang Huan, implica mostrar la fragilidad del hombre y su identidad. Sus desnudos se intercalan en el campo de las actividades ordinarias estableciendo relaciones con raíces de pensamiento tradicionales de China. El artista introduce al individuo en temáticas típicas del arte occidental pero siempre con líneas que remiten a premisas propias del budismo o el taoísmo, estableciendo una interlocución entre la tradición oriental con implicaciones típicas de la modernidad occidental.

Isaac Julien
La obra Angela in bluen #1 pertenece al proyecto Baltimore, ciudad industrial del estado de Maryland, USA. El cortometraje Baltimore propone el recinto de un museo como escenario para explorar la fantasía y la vida secreta de estas instituciones, donde las imágenes funcionan al margen del curso natural del cortometraje permitiendo al espectador introducirse a un nivel de otros espacios.

Ellen Kooi
Las imágenes de Ellen Kooi evidencian siempre un enérgico y especial carácter personal en el que encontramos varias constantes: gran formato, precisas simetrías, control de la iluminación y la campiña como grandes protagonistas, así como la presencia de la figura humana. De todos esos rasgos, la luz es uno de los más importantes para la fotógrafa. En sus obras la luz natural y artificial se entremezclan dando lugar a escenarios que fluctúan entre lo imaginario y lo real.

Michael Najjar
Enbedded, 2004 pertenece a la serie “Information and Apocalypse” construida por imágenes de escenas impolutas, llenas de un elaborado dramatismo que implican una reflexión sobre la guerra como espectáculo mediático. Enbedded, 2004 contiene un potente contraste entre la crudeza de unas heridas celosamente recreadas, de unos actores paralizados en un momento congelado y el conjunto del acontecimiento, colmado de elementos irónicos, conformando la fortaleza de una estampa barroca.

Georges Rousse
El territorio intervenido tiene su mejor ejemplo en Santander I, 2006, obra de Georges Rousse que partiendo de un lugar abandonado es alterado mediante una construcción amoldada y heterogénea, pero no únicamente actúa como notario de territorios, sino que también enclava un lugar figurativo, cimentado o pintado, que se adapta al espacio.

Thomas Ruff
Thomas Ruff adopta la fotografía como medio para descubrir la pluralidad del terreno visual. Le importa la fotografía como técnica, como instrumento, siendo consciente de su presencia y transcendencia en la sociedad; estudia con detalle que produce la observación y como la percibimos. En W.h.s.07 Thomas Ruff amplia imágenes que circulaban en la web en baja resolución, a gran escala hasta convertir los píxeles de las tremendas escenas en soberbias combinaciones geométricas e imprecisas.

Wolfgang Tillmans
“Parece, pero no lo es” no hay nada casual en sus retratos, proyectan la vulnerabilidad y la dignidad del modelo y, al mismo tiempo, la delicadeza y fragilidad del cuerpo humano. Establece una visión personal sistemática y neutral y al mismo tiempo ocasional y fortuita dentro del axioma del mundo que le rodea… como Wolfgang dice: “Camino sobre una delgada línea entre las cosas que son aleatorias y las que son exactamente precisas”.

Luces del Norte. Irene Del Pino

LUCES DEL NORTE / NORTHERN LIGHTS
Exposición en el Centro Cultural Anabel Segura, Alcobendas
Del 16 de junio al 22 de julio 2021

LUCES DEL NORTE / NORTHERN LIGHTS
La fotografía es una fracción, es una elección, es finita, llegando a enmarcar la realidad en una figura racional. De forma generalizada la estructura fotográfica nos ofrece una doble mirada, convirtiéndose en el elemento distintivo de una buena imagen. Una nueva visión sobre lo ficticio, lo selecto de lo enigmático y lo moderado de lo cotidiano, que nos conduce continuamente a la reflexión.

Irene del Pino es una fotógrafa que ha sabido vivir la esencia de la percepción fotográfica en un tiempo real, no teniendo únicamente una técnica bien aprendida, sino creando una forma de transmitir visiones construidas de una realidad que no está al alcance de todos. El escenario de la noche, unido a la arquitectura, sombras y medias luces marca un itinerario creativo cargado de emoción y sentimiento.

En el proyecto Luces del Norte encontramos un cromatismo pulcro hasta el inapreciable detalle, un proceder en el encuadre directo y frontal, prescindiendo de extrañas oscilaciones y sorteando el efectismo, en definitiva, el resultado de la búsqueda de su sinceridad creativa y de su firme mirada. Disfrutemos y contemplemos imágenes de Gijón, Avilés, Santander y Bilbao…imágenes llenas de luces, sombras y racionalidad.

José María Díaz-Maroto, Mayo de 2021

NATURALEZA Y LUZ. Pilar Pequeño

NATURALEZA Y LUZ. Pilar Pequeño
Bulevar Salvador Allende – Alcobendas
Desde 10 de noviembre 2019 a 12 de mayo de 2020

naturalezas muertas

Pilar Pequeño. Madrid, 1944
Después de varios años utilizando el dibujo como disciplina creativa, en
1980 se inicia en la fotografía. Dos años después vio la luz su primera
serie, «Paisajes», en la que el agua ya es protagonista principal. Pilar
Pequeño divide su trabajo en series abiertas, en las que la naturaleza es
una constante. Siempre utilizó imágenes en blanco y negro hasta que, en
2010, da cabida al color en su obra, yendo más allá del cromatismo
tradicional.

naturalezas muertas

«La Naturaleza es la protagonista absoluta de la obra de Pilar Pequeño, un
trabajo en el que la belleza reina sobre todas las cosas, pero en el que
encontramos método, estrategia creativa y coherencia. Plantas y frutos que
componen todo un catálogo botánico, siempre en unos formatos fuera del
tiempo, a la justa medida de unas imágenes intimistas y delicadas que
parecen exigir nuestra calma y nuestro silencio para poder acceder a sus
secretos», escribe sobre ella Rosa Olivares en su libro 100 fotógrafos
españoles, editorial Exit.

NATURALEZAS MUERTAS

En 2010 el Ministerio de Cultura le otorga la Medalla de Oro al Mérito en
las Bellas Artes por el conjunto de su obra, en 2017 es galardonada con el
Premio Nacional «Cultura Viva» en su XXVI edición y en 2019, dentro del
Festival PhotoEspaña, recibe el Premio Bartolomé Ros que reconoce la
trayectoria de Pilar Pequeño, su sensibilidad y su especial uso del lenguaje
fotográfico, que la han convertido en una de las autoras más destacadas de
la fotografía española contemporánea.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario de la Colección Alcobendas

NATURALEZAS MUERTAS

Luz Iberoamericana. Colección de Fotografía Alcobendas

Luz Iberoamericana. Colección de Fotografía Alcobendas
Museo de Huelva, Huelva.
Desde el 17 de octubre al 28 de noviembre de 2019


Graciela Iturbide


Alex Webb


José María Díaz-Maroto

LUZ IBEROAMERICANA
COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍA ALCOBENDAS

Sobre la Colección de fotografía Alcobendas
Hace ya más de tres décadas, concretamente en el inicio de la década de los ochenta, España comenzaba a experimentar una gran transformación en las relaciones existentes entre arte y sociedad. Este cambio sustancial vino acompañado de la implantación de nuevas prácticas y formas culturales, en muchas ocasiones importadas de sociedades más avanzadas en el ámbito artístico, en cualquiera de sus manifestaciones. El fenómeno de las grandes exposiciones de carácter retrospectivo y/o histórico que itineraban por los museos era la norma más extendida, pero, poco a poco, en la mayoría de los centros de arte se fue instaurando la tendencia de producir y crear sus propias colecciones. Esta nueva realidad motivó el nacimiento del coleccionismo institucional, alimentando de manera sustancial los movimientos de compra que, hasta ese momento, estaban únicamente en manos de galerías, coleccionistas privados y de las incipientes ferias de arte.
En este contexto socio-cultural, el Ayuntamiento de Alcobendas, con una voluntad política decidida, apostó de forma clara por la fotografía como disciplina creativa emergente aprobando, en 1993, el inicio de una colección que representara con rigor la obra de autores españoles contemporáneos.
Pasados más de veinticinco años impresiona ver lo mucho y bueno que, bajo un asesoramiento impecable, ha ido creciendo el Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Alcobendas. «Hasta el momento no existe otro caso en toda España de un municipio que haya apostado, que siga apostando de un modo tan nítido, por este ámbito El resultado hoy es una colección de más de 970 obras de 182 creadores, representados por piezas siempre significativas. Tiempo, constancia y seriedad son los garantes para que el esfuerzo, desde un punto de vista económico, cultural y social, tenga sentido. Un ejemplo perfecto a este respecto es la Colección de fotografía Alcobendas que, con equipos diferentes, sorteando problemas presupuestarios y estructurales, y bajo varios gobiernos, hasta el momento actual y de una forma sosegada, se presenta como una de las pocas colecciones exclusivamente dedicadas a esta disciplina artística que ha sabido mantenerse y consolidarse, abriéndose a nuevos planteamientos estéticos, nuevos formatos y soportes, sin olvidar ni devaluar la fotografía tradicional.
A los pocos años de su creación la colección pronto comenzó a viajar por museos e instituciones públicas (Granollers, Valencia, Zaragoza, La Coruña, Roma, Milán) mostrando el potencial creador de la fotografía de nuestro país. De forma continuada los distintos gobiernos adquieren el compromiso de potenciar dicha colección aumentando la dotación para futuras adquisiciones, impulsando la itinerancia de sus fondos a nuevas ciudades (Almería, Teruel, Segovia, Castellón, Torrelavega, Orense, Vitoria, Oviedo, Santander, Rabat, Sofía, Lima, Barranquilla, Buenos Aires, Asunción, Santiago de Chile) y ampliando las actividades en torno a la fotografía con talleres, exposiciones en la ciudad, audiovisuales, la creación de la Escuela Internacional de Fotografía PIC.A PHOTOESPAÑA y el Premio Internacional de Fotografía Ciudad de Alcobendas.
La exposición “Luz Iberoamericana” cumple a la perfección con las premisas constitucionales de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas: mostrar lo mejor de la creación española contemporánea proponiendo un nuevo enfoque a través de esta selección de obras de la colección donde el escenario principal se circunscribe en el territorio iberoamericano
En esta ocasión, en el marco de las salas del Museo de Huelva, podemos ver una excepcional propuesta expositiva de los fondos de la Colección de fotografía Alcobendas con obras de Alex Webb, Andrés Durán, Bernard Plossú, Cristina García Rodero, Dionisio González, Enrique Meneses, Félix Curto, Fernando Herráez, Graciela Iturbide, Humberto Rivas, Ignacio Evangelista, Javier Campano, José Manuel Ballester, José Manuel Navia, José María Díaz-Maroto, Castro Prieto, Juan Manuel Díaz Burgos, Juan Rodríguez, Magdalena Correa, Manuel Sonseca, Mariela Sancari, Matías Costa, Ricky Dávila, Toni Catany, Nicolás Muller, Javier Arcenillas y Marta Sentís.
Una muestra compuesta por una extraordinaria representación de lo mejor de la creación fotográfica española, pero en esta ocasión con un enfoque universal como escenario creativo, la circunscripción iberoamericana.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección Fotografía Alcobendas

Sin fronteras. Mas allá de la imagen. Colección Alcobendas

SIN FRONTERAS. MAS ALLÁ DE LA IMAGEN.COLECCIÓN PÚBLICA DE FOTOGRAFÍA ALCOBENDAS
PHotoESPAÑA Santander 2019
Palacio de la Magdalena, Santander
Desde el 9 de mayo al 25 de julio 2019

José Manuel Navia Mozambique, Isla de Mozambique. Ciudad colonial «de pedra e cal».
Mozambique, Mozambique Island town. Colonial city «of stone and lime».

La frontera es una franja de paso que puede describirse como zona de tránsito, de incertidumbres y de resistencias. En muchas ocasiones es objeto de rivalidades y reyertas más serias, incluso de conflictos. La frontera es en buena medida mestiza: es demarcación, y por ende segregación, pero a la vez proximidad y conexión, hasta puede llegar a ser -lo ha sido y lo es a menudo- cobijo y amparo. En la frontera nada es sosegado, y mucho menos, idéntico.
La fotografía desde su aparición ha ido traspasando también fronteras dentro del mundo del arte, conquistando a pasos agigantados ámbitos usualmente reservados a otras disciplinas artísticas, como es en este caso el retrato y el paisaje, más relacionados con la pintura. En la actualidad, la imagen cuenta con un protagonismo excepcional que la hace ser materia de innumerables estudios sociales, estéticos, políticos, etc.., y en todos ocupa un lugar destacado como objeto técnico visual, siendo considerado como uno de los centros del proceso de modernidad.
La exposición “Sin fronteras: más allá de la imagen” cumple con las premisas constitucionales de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas: mostrar lo mejor de la creación española contemporánea proponiendo un nuevo enfoque a través de esta selección de obras de la colección donde el escenario principal se circunscribe al paisaje y al retrato.
En esta ocasión, en el marco del Palacio de la Magdalena, podemos ver una excepcional propuesta expositiva de los fondos de la Colección de fotografía Alcobendas con una selección de obras de Gabriel Cualladó, Chema Madoz, Ouka Leele, Bleda y Rosa, Carlos Cánovas, Alberto Schommer, Frances Català-Roca, Joan Fontcuberta, Nicolás Muller, Juan Manuel Castro Prieto, Isabel Muñoz, Toni Catany, Alberto García Alix, Ramón Masats, Pierre Gonnord, Cristina García Rodero, José María Mellado, José Manuel Navia, Rosa Muñoz, José Manuel Ballester, Javier Vallhonrat, Fernando Maquieira, Cristina de Middel, Marta Soul, Ángel Marcos, Manuel Sonseca, Carlos Aires, Paula Anta y Carlos Pérez Siquier.
Una muestra compuesta por una extraordinaria representación de lo mejor de la creación fotográfica española, pero en esta ocasión con un doble enfoque universal como escenario creativo, el paisaje y el retrato.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección Fotografía Alcobendas


Eduardo Nave

Nicolás Muller. La Luz domesticada

Dentro de la programación oficial de PHotoEspaña 2019, en el Bulevar Salvador Allende de Alcobendas, se encuentra la exposición Nicolás Muller. La luz domesticada.

Húngaro de nacimiento, Nicolás Muller se estableció en España en 1947, tras un largo camino marcado por la Segunda Guerra Mundial, que le llevó a recorrer Francia, Portugal y Marruecos. Miembro de una deslumbrante generación de fotógrafos húngaros integrada por Robert Capa, Cornell Capa, François Kollar o André Kertész, Muller enlaza con la mejor fotografía documental de entreguerras, y aunque su obra pertenece a esta corriente, en su caso tiene un caracter mucho más humanista, centrado en la fuerza de lo cotidiano y marcada por un profundo respeto hacia el ser humano en todas sus manifestaciones vitales.

En España, donde se vivía un panorama fotográfico plano marcado por la ausencia y el silencio de grandes maestros, la irrupción de la obra de Nicolás Muller supuso una ventana abierta a la modernidad. En 1944 expone por primera vez en Madrid en el Hotel Palace; La Revista de Occidente, de la mano de su fiel amigo Fernando Vela, le invita nuevamente a exponer en Madrid y decide instalarse definitivamente en España abriendo su primer estudio en el Paseo de la Castellana. Su inquietud viajera le hace conocedor, como pocos, del paisaje español, y fruto de estas experiencias son sus siete libros de fotografía sobre España: España Clara, con textos de Azorín; Cataluña, con un ensayo de Dionisio Ridruejo; País Vasco, con textos de Julio Caro Baroja; Andalucía, con Fernando Quiñones; Baleares, con escritos de Lorenzo de Villalonga; Cantabria, con Manuel Arce y Canarias, con F.C Sáinz de Robles.

En 1951 traslada su estudio a la madrileña calle de Serrano, y es en este lugar donde desarrolla, entre los años 50 y 60, toda su creatividad realizando su personal galería de retratos. Todos los intelectuales de la época pasaron por su estudio, y Muller, a partir de una figura estática, capturaba los rasgos más característicos del retratado, combinando para tal fin el mayor número de aspectos de la personalidad del modelo. En 1980 Nicolás Muller cuelga la cámara de forma definitiva y se retira a la pequeña localidad asturiana de Andrín, donde deseó y consiguió pasar los últimos años de su vida.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas

50 FOTOGRAFÍAS CON HISTORIA. Exposición

50 fotografías con historia.
Comisariado: José María Díaz-Maroto & Gonzalo Revidiego
Organiza: Acción Cultural española
Proyecto: Signo Editores
La exposición 50 fotografías con historia propone un recorrido por los últimos 80 años de esta disciplina en España a través de sus protagonistas: 50 imágenes. Cada fotografía seleccionada es el reflejo de una época, de una forma de entender la fotografía y, por supuesto, de su correspondiente carga social o humanista.

Nuestro recorrido visual se inicia con el estallido de la Guerra Civil, momento en el que reporteros gráficos —como Agustí́ Centelles o Martín Santos Yubero— se convierten en ojos y cronistas del conflicto. En la posguerra no dejan de surgir nombres propios -Ricard Terré, Oriol Maspons, Català́-Roca, Ramón Masats o Joan Colom- que moldean la fotografía de maneras muy diversas: a través del documentalismo, el retrato satírico, el fotoperiodismo o la fotografía de calle. La exposición continúa por una etapa de España que supuso, también en el lenguaje visual, una evolución necesaria: la transición. Momento en el que surgen nuevos usos de la fotografía y voces -Alberto García-Alix, Chema Madoz, Miguel Trillo, Pablo Juliá o Marisa Flórez entre otros- con discursos necesarios para una sociedad en plena efervescencia.

También transitamos por el auge del documentalismo y la mirada de los autores españoles al exterior que se inicia en los 90 y continúa hasta la actualidad con autores clave como Cristina García Rodero, Navia, Isabel Muñoz o Sandra Balsells. En nuestra propuesta no podemos dejar fuera las miradas que marcan la actualidad fotográfica de nuestro país. Una riqueza narrativa fruto de nuestra historia y que ahora te invitamos a conocer con 50 fotografías ligadas a medio centenar de relatos. Entre la selección de fotógrafos se encuentran 17 Premios Nacionales de Fotografía y dos Premios Nacionales de Artes Plásticas.

25 AÑOS COLECCIÓN ALCOBENDAS

Colección de Fotografía Alcobendas 1993-2018

Mucho antes de la constitución en 1993 de la Colección de Fotografía Alcobendas, la fotografía, como actividad creativa, ya estaba presente en la ciudad a través de los cursos que se impartían en la Universidad Popular de Alcobendas, y de las exposiciones y publicaciones que se realizaban.
La Colección de Fotografía Alcobendas nace en un periodo de esplendor de la fotografía en España, un momento en el que proliferaban ferias, festivales, galerías, exposiciones, y comenzaban a surgir departamentos de fotografía en museos públicos. Quizás por esto también los críticos de arte empiezan a mostrar interés por la imagen fotográfica, y se incorpora en el sistema educativo, con la creación de varias escuelas enfocadas a la enseñanza de esta disciplina. Los centros de arte y museos inician sus colecciones de arte, que hasta ese momento existían únicamente en unas pocas empresas públicas, galerías y algunos coleccionistas privados.
Los responsables de Cultura de la ciudad, Mercedes Jiménez Gómez , Charo Martín y Yolanda Sanchís , junto al fotógrafo Manuel Sonseca , decidieron que era un buen momento para centrarse en la fotografía, y renovar el Salón Nacional de Artes Plásticas, que se venía realizando desde hacía doce años, transformándolo en la futura Colección de Fotografía Alcobendas. De esta forma, se ampliaban las posibilidades de compra de obras de arte, y se difundía la fotografía, además de realizar una labor de ayuda y mecenazgo, tan necesaria como inexistente, en el colectivo fotográfico. Otras razones fueron el exiguo coleccionismo público y las escasas exposiciones fotográficas en el estado español.
De esta forma, en 1993 surge “Géneros y tendencias en los albores del siglo XXI. Colección Pública de Fotografía del Ayuntamiento de Alcobendas” , y el 18 de octubre de 1994 se inauguraba el decimotercer Salón Nacional de Artes Plásticas con una exposición de las veintisiete primeras adquisiciones de la Colección, la primera de muchas que han seguido en estos años. No sería hasta 2007 cuando pasara a denominarse «Colección de Fotografía Alcobendas».
En 25 años la Colección de Fotografía Alcobendas ha reunido más de ciento noventa autores españoles, y con este importante patrimonio se han podido desarrollar numerosas líneas de actuación en el panorama cultural de la creación contemporánea.


El pequeño atleta, 1966. Gerardo Vielba

Los cimientos sobre los que se constituyeron las líneas de incorporación a la Colección lo integraron autores plenamente reconocidos y que representan el documentalismo social de mitad del siglo XX como son: Francesc Català-Roca, Ramón Masats, Carlos Pérez Siquier, Joan Colom, Paco Gómez, Oriol Maspons, Colita, Virxilio Vieitez, Nicolás Muller, Xavier Miserachs, Ricard Terré, Enrique Meneses, Rafael Sanz Lobato y Gerardo Vielba, y con el grado e importancia de estos vigorosos orígenes se sostiene muy firme en la actualidad, sin censuras o cortapisas, por lo que puede asegurarse que la Colección de Fotografía Alcobendas es una de las colecciones con más coherencia y diversidad de las existentes en el territorio español.


Belleza de barrio. Ricardo Cases

En estos veinticinco años también se ha trabajado, sin descanso, para poder cumplir uno de los objetivos fundacionales por los que se creó: «enseñar y preservar la creación fotográfica como forma y manera de conocer nuestra historia y nuestra cultura», como escribió Luis Revenga en el prólogo del primer catálogo de la Colección: “Esta colección, como deben estar todas las colecciones públicas, se pondrá al servicio de estudiosos, aficionados y público en general, mediante exposiciones, catálogos y otras publicaciones. Nace, pues, con vocación de espejo.”
Mostrarla de manera altruista, llevar la creación fotográfica española a otros espacios y a otros países, ha sido una de las prioridades, y en estos años la Colección ha viajado a ciudades como Almería, La Coruña, Castellón, Barcelona, Segovia, Teruel, Jaén, Zaragoza, Orense, Alicante, Sevilla, Salamanca, Torrelavega, Pamplona, Oviedo, Avilés, Vitoria, Burgos, Roma, Milán, Rabat, Sofía, Buenos Aires, Lima, Asunción, Barranquilla y Santiago de Chile, estando en programación nuevos destinos.
Ha pasado un cuarto de siglo y, como ha ocurrido en anteriores onomásticas, la Colección se abre en todo su esplendor, con la realización de nuevas exposiciones en diferentes salas y espacios de la ciudad. En el Centro de Arte Alcobendas la exposición “Adquisiciones 2013-2017” mostrará las obras incorporadas en los últimos cinco años, de los autores Paula Anta, Cristina García Rodero, Carlos Aires, José Ramón Bas, Rosell Meseguer, Rafael Sanz Lobato, Ricardo Cases, Chema Conesa, Matías Costa, Eugeni Forcano, Irene Grau, José Guerrero, Aitor Lara, Enrique Meneses, Miguel Oriola, Andrés Pachón, Aleix Plademunt, Miguel Ángel Tornero y Gerardo Vielba; en el Centro Cultural Anabel Segura estará la muestra “Cimientos de una Colección”, compuesta por obras de Gabriel Cualladó, Carlos Pérez Siquier, Francesc Català-Roca, Ramón Masats, Nicolás Muller, Joan Colom, Oriol Maspons, Colita, Ricard Terré y Xavier Miserachs; en el Bulevar Salvador Allende “Trauma” de Joan Fontcuberta, y en la sala de exposiciones del Espacio Miguel Delibes , la muestra “De libros, lecturas y escritores”, con fotografías de Toni Catany, Pablo Genovés, Chema Madoz, José Manuel Navia, Nicolás Muller, Alberto Schommer, Chema Conesa, Luis Baylón, Colita, Juan Manuel Castro Prieto y Susi Arta.


Edera. Paula Anta

Es complejo que, con una simple enumeración, podamos darnos cuenta de todo aquello que ha ocurrido en esta ciudad en estos años, en torno a la fotografía y con la Colección como eje central, pero quisiera remarcar algunos de los aspectos más relevantes de este estimulante periodo.
Desde hace más de una década, el Bulevar Salvador Allende se ha convertido en un lugar de exposiciones al aire libre referente en la Comunidad de Madrid, donde, de forma ininterrumpida durante estos años, han expuesto un importante número de fotógrafos, todos ellos representados en la Colección. Por el paseo hemos disfrutado de la obra de Carlos de Andrés, Luis Baylón, Cristina García Rodero, Rosa Muñoz, Toni Catany, Isabel Muñoz, Amparo Garrido, Miguel Trillo, Pierre Gonnord, Carlos Pérez Siquier, Fernando Manso, Encarna Marín, Chema Madoz, Marta Soul, Virxilio Vieitez, Juan Manuel Castro Prieto, Alberto García-Alix, Juan Manuel Díaz Burgos, Pablo Pérez-Mínguez, José Manuel Navia, José María Mellado y José Manuel Ballester. Dado el gran crecimiento de la ciudad, en 2012 se decide crear otro nuevo espacio al aire libre para el disfrute de la creación fotográfica en el Paseo de Valdelasfuentes, convirtiéndose Alcobendas de nuevo en referente cultural.
La llegada del verano marca en la ciudad una importante celebración, Fotonoche, momento en la el que por un día se conjuga la buena fotografía, la música y la magia de la noche en una proyección al aire libre . El Centro de Arte Alcobendas se convierte en un espacio para disfrutar, con calma y sosiego, de la mejor fotografía. Por este tradicional evento ya han pasado más de ciento sesenta autores españoles , y pretendemos seguir con la misma calidad, constancia e ilusión de la primera edición hace ya doce años.
En el año 2009 se crea el Premio Internacional de Fotografía Alcobendas, cumpliendo de esta manera el Ayuntamiento, a través del Patronato Sociocultural, con el compromiso institucional de apoyo y difusión de la fotografía creativa. Con la creación de este galardón se pretende promover aún más los encuentros, las exposiciones y las diversas actividades sobre la disciplina creativa más influyente del siglo XXI. En su primera edición, fue concedido al fotógrafo norteamericano Alex Webb , que visitó nuestra ciudad para realizar un taller y una muestra representativa de varios de sus trabajos realizados en diferentes ciudades del mundo. En la segunda, recayó en nuestra fotógrafa más internacional, Cristina García Rodero, y como consecuencia del premio se realizó la exposición «Combatiendo la nada», mostrando una brillante selección de fotografías de numerosos proyectos de Cristina García Rodero, donde la presencia de la mujer encarna el papel protagonista. Philip-Lorca diCorcia recibió en 2013 el premio en su tercera edición, donde el jurado, de manera unánime, reconoció «la innovación, creatividad y su especial forma de mirar», además de la cualidad de afrontar atmosferas comunes en metrópolis de cualquier lugar del planeta. En 2015, el premio recayó en el fotógrafo francés Pierre Gonnord , al que se reconoció de manera especial su forma de abordar el retrato, imágenes detrás de las cuales encontramos narración, intimidad y sobre todo silencio, experiencias únicas e irrepetibles a través de sus impecables propuestas visuales. Graciela Iturbide , seguramente la fotógrafa más importante del siglo XXI, recibió el premio en 2017, y en 2018, en el Centro de Arte Alcobendas, una amplia selección de su obra de los últimos cuarenta años formó parte de la exposición “Fotografías. Graciela Iturbide”.


Miguel Oriola

En el año 2013, la formación en fotografía que se realizaba en la ciudad hasta ese momento da un paso más, y se crea la Escuela Internacional Alcobendas PHotoEspaña PIC.A en el Espacio Miguel Delibes, donde anualmente reciben formación cerca de quinientos alumnos. En estos años, por su buen hacer, la escuela se ha convertido en un importante referente en la enseñanza de la fotografía a nivel nacional. Por sus aulas, incluyendo la primera etapa , han pasado más de cuatro mil alumnos, muchos de los cuales han dedicado su vida profesional a la fotografía, ya sea en su vertiente creativa, académica, cultural, empresarial o de servicios. La finalidad de la escuela≠ es ofrecer al futuro fotógrafo una formación técnica y humanística de manera amplia y sólida, dirigida a personas que buscan en la fotografía tanto un medio de expresión artística y personal como una salida profesional. Una vez cumplimentados estos estudios, la formación académica se completa con el Máster PHotoEspaña en fotografía «Teorías y proyectos artísticos», intenso programa que permite a los alumnos perfeccionar y complementar una carrera profesional en esta disciplina.
Por todo ello, el contexto actual de la fotografía en nuestra ciudad es alentador, ya que, por un lado, se proyecta un asentado futuro y, al mismo tiempo, no olvida el pasado. Hacia el futuro, cuestionándose permanentemente el medio, asumiendo las nuevas formas de creación y las nuevas tecnologías, y hacia el pasado, poniendo en valor a los grandes maestros que formaron las bases de las nuevas generaciones, donde la Colección tiene el punto de mira persistente en sus futuras adquisiciones.
Y como no podía ser menos, por llegar con entusiasmo a esta fecha tan importante, la celebración del 25 aniversario contará con numerosas exposiciones, encuentros, vistas guiadas y una cuidada edición con todas las obras adquiridas en los últimos cinco años. Alcobendas se vestirá, de nuevo, con la mejor fotografía contemporánea.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección de Fotografía Alcobendas