NATURALEZA Y LUZ. Pilas Pequeño

NATURALEZA Y LUZ. Pilas Pequeño
Bulevar Salvador Allende – Alcobendas
Desde 10 de noviembre 2019 a 12 de mayo de 2020

naturalezas muertas

Pilar Pequeño. Madrid, 1944
Después de varios años utilizando el dibujo como disciplina creativa, en
1980 se inicia en la fotografía. Dos años después vio la luz su primera
serie, «Paisajes», en la que el agua ya es protagonista principal. Pilar
Pequeño divide su trabajo en series abiertas, en las que la naturaleza es
una constante. Siempre utilizó imágenes en blanco y negro hasta que, en
2010, da cabida al color en su obra, yendo más allá del cromatismo
tradicional.

naturalezas muertas

«La Naturaleza es la protagonista absoluta de la obra de Pilar Pequeño, un
trabajo en el que la belleza reina sobre todas las cosas, pero en el que
encontramos método, estrategia creativa y coherencia. Plantas y frutos que
componen todo un catálogo botánico, siempre en unos formatos fuera del
tiempo, a la justa medida de unas imágenes intimistas y delicadas que
parecen exigir nuestra calma y nuestro silencio para poder acceder a sus
secretos», escribe sobre ella Rosa Olivares en su libro 100 fotógrafos
españoles, editorial Exit.

NATURALEZAS MUERTAS

En 2010 el Ministerio de Cultura le otorga la Medalla de Oro al Mérito en
las Bellas Artes por el conjunto de su obra, en 2017 es galardonada con el
Premio Nacional «Cultura Viva» en su XXVI edición y en 2019, dentro del
Festival PhotoEspaña, recibe el Premio Bartolomé Ros que reconoce la
trayectoria de Pilar Pequeño, su sensibilidad y su especial uso del lenguaje
fotográfico, que la han convertido en una de las autoras más destacadas de
la fotografía española contemporánea.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario de la Colección Alcobendas

NATURALEZAS MUERTAS

Madrid siempre. José María Díaz-Maroto

Madrid siempre. José María Díaz-Maroto
Galería POKO ESPACIO
Puerta del Sol, 12 – Madrid

En plena Puerta del Sol, en el portal de un edificio decimonónico, se encuentra este insólito y pequeño espacio expositivo en el que se puede disfrutar de exposiciones fotográficas sobre la ciudad de Madrid.


Puerta del Sol, Madrid 2000

Esta iniciativa, sin ánimo de lucro, es un proyecto de Idea Hotel, una agencia de publicidad creativa que promueve iniciativas que impulsen el tejido social y cultural, cuenta con el patrocinio del estudio de decoración Trama y la colaboración de Bridge Comunicación y Casa de Diego. Parte de los ingresos generados de la venta de las obras expuestas se destinará a la Fundación Juegaterapia.


Puerta del Sol, Madrid 2000

Activa, vital, la ciudad que nunca duerme, así es Madrid. No existe temporada baja, y los turistas ni se notan, camuflados entre sus habitantes, deambulando por las calles, disfrutan de lo caótico, pero también de sus tesoros: el Prado, el Palacio Real, el Café Gijón, la Puerta del Sol o el Joy Eslava. 


Estación de Atocha, Madrid 2000

Madrid, donde el sol luce sin complejos para que los madrileños anden siempre muy recogiditos en la calle. Madrid, lugar de encuentro, cruce de caminos, Atocha, Barajas, Estación Sur.


Estación Sur, Madrid 2000

Y por la noche… ¡porque no! A Casa Patas… en sus paredes Cortés, Canales o Camarón. En la barra, el jefe departe con los clientes, ya amigos, Pepe Carmona, el Negri, Ramón el Portugués, Chavoli o cualquiera que se preste. Esto es Casa Patas, parada y refugio donde artistas, cantaores, aficionados y algún turista despistado, se dan cita con el flamenco que, en la hora bruja, impone su poderío a ritmo de cajón, guitarras y palmas. 

           Así es mi Madrid. Madrid siempre.

Huellas, memoria y tiempo. Leslie Osterling

Huellas, memoria y tiempo. Leslie Osterling
Es un relato fotográfico de un viaje……
Un Viaje inacabado.
Un Viaje lleno de huellas, memoria y tiempo recogido en un libro que Leslie Osterling comienza hace 20 años, en 1999, y prosigue desde entonces a lo largo de nuestro planeta Bolivia, Estados Unidos, Cuba, Argentina, Chile, Francia. España, Islas Fiji y -por supuesto- Perú.

Datos del libro
Fotografías: Leslie Osterling
Textos: Leslie Osterling, Mauricio Novoa, José María Díaz-Maroto
Medidas: 24 x 28 cm
Páginas: 156
Impresión:tapa dura.
Precio: 40 €
Editorial: Calma y sosiego EDICIONES

pedidos a losterling@mac.com

Texto de Leslie Osterling (fragmento)
Aquí estoy. Hasta aquí he llegado por el momento, a mis 45 años. Reinventándome. Creciendo desde muy chica que gustaba de mirar el cielo e imaginarme dónde acababa, pero este intento al final solo me oprimía el corazón por la incapacidad de captar la infinidad del firmamento.

Mi misión: hacer muchas cosas. Tenía que apurarme porque cada minuto era oro. El tiempo, nuestro verdugo, nunca nos daría una tregua – y yo quería hacer tantas, pero tantas cosas antes de que se me acabara mi turno. Nuestro destino no era sino el de andar hasta volver a ser parte de la inmensidad infinita. Volver a la nada. Como las hormigas. Como las abejas. Como el agua que cambia de ser una cosa a otra. Y punto. Cuál era nuestro propósito. Ninguno en particular. Al menos yo no conocía el mío. Por eso mientras tanto simplemente debía llenar ese vacío con conocimiento y con acción. ¡Hacer cosas! Muchas cosas. No perder el tiempo.

Además, ser aplicada y hacer lo que fuera siempre con una máxima exigencia autoimpuesta. Tratar de alcanzar siempre la perfección. Al menos tratar. Si no se hacían las cosas bien, ¿para qué hacerlas? Esa era mi lema.

Fui la primera de clase y la primera de la promoción siempre. A los 15 años ya estaba en quinto de media y gané una beca para estudiar el Bachillerato Internacional en el United World College of the Adriatic, en Trieste, y representar allí al Perú. Había alumnos de una variedad de razas, credos y culturas que debían conocerse y entenderse: negros y blancos, judíos y árabes, chinos y japoneses, americanos y europeos del Norte, Centro y del Sur. Yo sería la embajadora de la peruanidad. Yo, una chica cuya mamá había nacido en Hamburgo durante el bombardeo de los Aliados a finales de la segunda guerra mundial, y cuyo papá era de origen escocés-piurano. Yo, rubia de ojos azules que hablaba inglés con acento alemán, y a la que en la calle desde chica le lanzaban piropos de gringuita linda. ¿Qué tendría para ofrecer al mundo como peruana? Bailaba muy bien la Marinera y había aprendido a preparar Ají de Gallina y Suspiro a la limeña. También me conocía muy bien la geografía del Perú, porque eso sí, mis papás, amantes de las culturas precolombinas y sus vestigios a lo largo y ancho del país, me habían llevado a recorrer ´´el Perú profundo´´ en varios viajes inolvidables y llenos de aventuras con mis hermanos. Me conocía bien mi patria y sí, a los 15, sería una buena representante de las bellezas de nuestro país.

Quedé enamorada de Italia y de los italianos y busqué cualquier excusa para seguir en Europa. Me fui un año más a Paris……

Luz Iberoamericana. Colección de Fotografía Alcobendas

Luz Iberoamericana. Colección de Fotografía Alcobendas
Museo de Huelva, Huelva.
Desde el 17 de octubre al 28 de noviembre de 2019


Graciela Iturbide


Alex Webb


José María Díaz-Maroto

LUZ IBEROAMERICANA
COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍA ALCOBENDAS

Sobre la Colección de fotografía Alcobendas
Hace ya más de tres décadas, concretamente en el inicio de la década de los ochenta, España comenzaba a experimentar una gran transformación en las relaciones existentes entre arte y sociedad. Este cambio sustancial vino acompañado de la implantación de nuevas prácticas y formas culturales, en muchas ocasiones importadas de sociedades más avanzadas en el ámbito artístico, en cualquiera de sus manifestaciones. El fenómeno de las grandes exposiciones de carácter retrospectivo y/o histórico que itineraban por los museos era la norma más extendida, pero, poco a poco, en la mayoría de los centros de arte se fue instaurando la tendencia de producir y crear sus propias colecciones. Esta nueva realidad motivó el nacimiento del coleccionismo institucional, alimentando de manera sustancial los movimientos de compra que, hasta ese momento, estaban únicamente en manos de galerías, coleccionistas privados y de las incipientes ferias de arte.
En este contexto socio-cultural, el Ayuntamiento de Alcobendas, con una voluntad política decidida, apostó de forma clara por la fotografía como disciplina creativa emergente aprobando, en 1993, el inicio de una colección que representara con rigor la obra de autores españoles contemporáneos.
Pasados más de veinticinco años impresiona ver lo mucho y bueno que, bajo un asesoramiento impecable, ha ido creciendo el Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Alcobendas. «Hasta el momento no existe otro caso en toda España de un municipio que haya apostado, que siga apostando de un modo tan nítido, por este ámbito El resultado hoy es una colección de más de 970 obras de 182 creadores, representados por piezas siempre significativas. Tiempo, constancia y seriedad son los garantes para que el esfuerzo, desde un punto de vista económico, cultural y social, tenga sentido. Un ejemplo perfecto a este respecto es la Colección de fotografía Alcobendas que, con equipos diferentes, sorteando problemas presupuestarios y estructurales, y bajo varios gobiernos, hasta el momento actual y de una forma sosegada, se presenta como una de las pocas colecciones exclusivamente dedicadas a esta disciplina artística que ha sabido mantenerse y consolidarse, abriéndose a nuevos planteamientos estéticos, nuevos formatos y soportes, sin olvidar ni devaluar la fotografía tradicional.
A los pocos años de su creación la colección pronto comenzó a viajar por museos e instituciones públicas (Granollers, Valencia, Zaragoza, La Coruña, Roma, Milán) mostrando el potencial creador de la fotografía de nuestro país. De forma continuada los distintos gobiernos adquieren el compromiso de potenciar dicha colección aumentando la dotación para futuras adquisiciones, impulsando la itinerancia de sus fondos a nuevas ciudades (Almería, Teruel, Segovia, Castellón, Torrelavega, Orense, Vitoria, Oviedo, Santander, Rabat, Sofía, Lima, Barranquilla, Buenos Aires, Asunción, Santiago de Chile) y ampliando las actividades en torno a la fotografía con talleres, exposiciones en la ciudad, audiovisuales, la creación de la Escuela Internacional de Fotografía PIC.A PHOTOESPAÑA y el Premio Internacional de Fotografía Ciudad de Alcobendas.
La exposición “Luz Iberoamericana” cumple a la perfección con las premisas constitucionales de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas: mostrar lo mejor de la creación española contemporánea proponiendo un nuevo enfoque a través de esta selección de obras de la colección donde el escenario principal se circunscribe en el territorio iberoamericano
En esta ocasión, en el marco de las salas del Museo de Huelva, podemos ver una excepcional propuesta expositiva de los fondos de la Colección de fotografía Alcobendas con obras de Alex Webb, Andrés Durán, Bernard Plossú, Cristina García Rodero, Dionisio González, Enrique Meneses, Félix Curto, Fernando Herráez, Graciela Iturbide, Humberto Rivas, Ignacio Evangelista, Javier Campano, José Manuel Ballester, José Manuel Navia, José María Díaz-Maroto, Castro Prieto, Juan Manuel Díaz Burgos, Juan Rodríguez, Magdalena Correa, Manuel Sonseca, Mariela Sancari, Matías Costa, Ricky Dávila, Toni Catany, Nicolás Muller, Javier Arcenillas y Marta Sentís.
Una muestra compuesta por una extraordinaria representación de lo mejor de la creación fotográfica española, pero en esta ocasión con un enfoque universal como escenario creativo, la circunscripción iberoamericana.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección Fotografía Alcobendas

Sin fronteras. Mas allá de la imagen. Colección Alcobendas

SIN FRONTERAS. MAS ALLÁ DE LA IMAGEN.COLECCIÓN PÚBLICA DE FOTOGRAFÍA ALCOBENDAS
PHotoESPAÑA Santander 2019
Palacio de la Magdalena, Santander
Desde el 9 de mayo al 25 de julio 2019

José Manuel Navia Mozambique, Isla de Mozambique. Ciudad colonial «de pedra e cal».
Mozambique, Mozambique Island town. Colonial city «of stone and lime».

La frontera es una franja de paso que puede describirse como zona de tránsito, de incertidumbres y de resistencias. En muchas ocasiones es objeto de rivalidades y reyertas más serias, incluso de conflictos. La frontera es en buena medida mestiza: es demarcación, y por ende segregación, pero a la vez proximidad y conexión, hasta puede llegar a ser -lo ha sido y lo es a menudo- cobijo y amparo. En la frontera nada es sosegado, y mucho menos, idéntico.
La fotografía desde su aparición ha ido traspasando también fronteras dentro del mundo del arte, conquistando a pasos agigantados ámbitos usualmente reservados a otras disciplinas artísticas, como es en este caso el retrato y el paisaje, más relacionados con la pintura. En la actualidad, la imagen cuenta con un protagonismo excepcional que la hace ser materia de innumerables estudios sociales, estéticos, políticos, etc.., y en todos ocupa un lugar destacado como objeto técnico visual, siendo considerado como uno de los centros del proceso de modernidad.
La exposición “Sin fronteras: más allá de la imagen” cumple con las premisas constitucionales de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas: mostrar lo mejor de la creación española contemporánea proponiendo un nuevo enfoque a través de esta selección de obras de la colección donde el escenario principal se circunscribe al paisaje y al retrato.
En esta ocasión, en el marco del Palacio de la Magdalena, podemos ver una excepcional propuesta expositiva de los fondos de la Colección de fotografía Alcobendas con una selección de obras de Gabriel Cualladó, Chema Madoz, Ouka Leele, Bleda y Rosa, Carlos Cánovas, Alberto Schommer, Frances Català-Roca, Joan Fontcuberta, Nicolás Muller, Juan Manuel Castro Prieto, Isabel Muñoz, Toni Catany, Alberto García Alix, Ramón Masats, Pierre Gonnord, Cristina García Rodero, José María Mellado, José Manuel Navia, Rosa Muñoz, José Manuel Ballester, Javier Vallhonrat, Fernando Maquieira, Cristina de Middel, Marta Soul, Ángel Marcos, Manuel Sonseca, Carlos Aires, Paula Anta y Carlos Pérez Siquier.
Una muestra compuesta por una extraordinaria representación de lo mejor de la creación fotográfica española, pero en esta ocasión con un doble enfoque universal como escenario creativo, el paisaje y el retrato.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección Fotografía Alcobendas


Eduardo Nave

Nicolás Muller. La Luz domesticada

Dentro de la programación oficial de PHotoEspaña 2019, en el Bulevar Salvador Allende de Alcobendas, se encuentra la exposición Nicolás Muller. La luz domesticada.

Húngaro de nacimiento, Nicolás Muller se estableció en España en 1947, tras un largo camino marcado por la Segunda Guerra Mundial, que le llevó a recorrer Francia, Portugal y Marruecos. Miembro de una deslumbrante generación de fotógrafos húngaros integrada por Robert Capa, Cornell Capa, François Kollar o André Kertész, Muller enlaza con la mejor fotografía documental de entreguerras, y aunque su obra pertenece a esta corriente, en su caso tiene un caracter mucho más humanista, centrado en la fuerza de lo cotidiano y marcada por un profundo respeto hacia el ser humano en todas sus manifestaciones vitales.

En España, donde se vivía un panorama fotográfico plano marcado por la ausencia y el silencio de grandes maestros, la irrupción de la obra de Nicolás Muller supuso una ventana abierta a la modernidad. En 1944 expone por primera vez en Madrid en el Hotel Palace; La Revista de Occidente, de la mano de su fiel amigo Fernando Vela, le invita nuevamente a exponer en Madrid y decide instalarse definitivamente en España abriendo su primer estudio en el Paseo de la Castellana. Su inquietud viajera le hace conocedor, como pocos, del paisaje español, y fruto de estas experiencias son sus siete libros de fotografía sobre España: España Clara, con textos de Azorín; Cataluña, con un ensayo de Dionisio Ridruejo; País Vasco, con textos de Julio Caro Baroja; Andalucía, con Fernando Quiñones; Baleares, con escritos de Lorenzo de Villalonga; Cantabria, con Manuel Arce y Canarias, con F.C Sáinz de Robles.

En 1951 traslada su estudio a la madrileña calle de Serrano, y es en este lugar donde desarrolla, entre los años 50 y 60, toda su creatividad realizando su personal galería de retratos. Todos los intelectuales de la época pasaron por su estudio, y Muller, a partir de una figura estática, capturaba los rasgos más característicos del retratado, combinando para tal fin el mayor número de aspectos de la personalidad del modelo. En 1980 Nicolás Muller cuelga la cámara de forma definitiva y se retira a la pequeña localidad asturiana de Andrín, donde deseó y consiguió pasar los últimos años de su vida.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario de la Colección Pública de Fotografía Alcobendas

50 FOTOGRAFÍAS CON HISTORIA. Exposición

50 fotografías con historia.
Comisariado: José María Díaz-Maroto & Gonzalo Revidiego
Organiza: Acción Cultural española
Proyecto: Signo Editores
La exposición 50 fotografías con historia propone un recorrido por los últimos 80 años de esta disciplina en España a través de sus protagonistas: 50 imágenes. Cada fotografía seleccionada es el reflejo de una época, de una forma de entender la fotografía y, por supuesto, de su correspondiente carga social o humanista.

Nuestro recorrido visual se inicia con el estallido de la Guerra Civil, momento en el que reporteros gráficos —como Agustí́ Centelles o Martín Santos Yubero— se convierten en ojos y cronistas del conflicto. En la posguerra no dejan de surgir nombres propios -Ricard Terré, Oriol Maspons, Català́-Roca, Ramón Masats o Joan Colom- que moldean la fotografía de maneras muy diversas: a través del documentalismo, el retrato satírico, el fotoperiodismo o la fotografía de calle. La exposición continúa por una etapa de España que supuso, también en el lenguaje visual, una evolución necesaria: la transición. Momento en el que surgen nuevos usos de la fotografía y voces -Alberto García-Alix, Chema Madoz, Miguel Trillo, Pablo Juliá o Marisa Flórez entre otros- con discursos necesarios para una sociedad en plena efervescencia.

También transitamos por el auge del documentalismo y la mirada de los autores españoles al exterior que se inicia en los 90 y continúa hasta la actualidad con autores clave como Cristina García Rodero, Navia, Isabel Muñoz o Sandra Balsells. En nuestra propuesta no podemos dejar fuera las miradas que marcan la actualidad fotográfica de nuestro país. Una riqueza narrativa fruto de nuestra historia y que ahora te invitamos a conocer con 50 fotografías ligadas a medio centenar de relatos. Entre la selección de fotógrafos se encuentran 17 Premios Nacionales de Fotografía y dos Premios Nacionales de Artes Plásticas.

25 AÑOS COLECCIÓN ALCOBENDAS

Colección de Fotografía Alcobendas 1993-2018

Mucho antes de la constitución en 1993 de la Colección de Fotografía Alcobendas, la fotografía, como actividad creativa, ya estaba presente en la ciudad a través de los cursos que se impartían en la Universidad Popular de Alcobendas, y de las exposiciones y publicaciones que se realizaban.
La Colección de Fotografía Alcobendas nace en un periodo de esplendor de la fotografía en España, un momento en el que proliferaban ferias, festivales, galerías, exposiciones, y comenzaban a surgir departamentos de fotografía en museos públicos. Quizás por esto también los críticos de arte empiezan a mostrar interés por la imagen fotográfica, y se incorpora en el sistema educativo, con la creación de varias escuelas enfocadas a la enseñanza de esta disciplina. Los centros de arte y museos inician sus colecciones de arte, que hasta ese momento existían únicamente en unas pocas empresas públicas, galerías y algunos coleccionistas privados.
Los responsables de Cultura de la ciudad, Mercedes Jiménez Gómez , Charo Martín y Yolanda Sanchís , junto al fotógrafo Manuel Sonseca , decidieron que era un buen momento para centrarse en la fotografía, y renovar el Salón Nacional de Artes Plásticas, que se venía realizando desde hacía doce años, transformándolo en la futura Colección de Fotografía Alcobendas. De esta forma, se ampliaban las posibilidades de compra de obras de arte, y se difundía la fotografía, además de realizar una labor de ayuda y mecenazgo, tan necesaria como inexistente, en el colectivo fotográfico. Otras razones fueron el exiguo coleccionismo público y las escasas exposiciones fotográficas en el estado español.
De esta forma, en 1993 surge “Géneros y tendencias en los albores del siglo XXI. Colección Pública de Fotografía del Ayuntamiento de Alcobendas” , y el 18 de octubre de 1994 se inauguraba el decimotercer Salón Nacional de Artes Plásticas con una exposición de las veintisiete primeras adquisiciones de la Colección, la primera de muchas que han seguido en estos años. No sería hasta 2007 cuando pasara a denominarse «Colección de Fotografía Alcobendas».
En 25 años la Colección de Fotografía Alcobendas ha reunido más de ciento noventa autores españoles, y con este importante patrimonio se han podido desarrollar numerosas líneas de actuación en el panorama cultural de la creación contemporánea.


El pequeño atleta, 1966. Gerardo Vielba

Los cimientos sobre los que se constituyeron las líneas de incorporación a la Colección lo integraron autores plenamente reconocidos y que representan el documentalismo social de mitad del siglo XX como son: Francesc Català-Roca, Ramón Masats, Carlos Pérez Siquier, Joan Colom, Paco Gómez, Oriol Maspons, Colita, Virxilio Vieitez, Nicolás Muller, Xavier Miserachs, Ricard Terré, Enrique Meneses, Rafael Sanz Lobato y Gerardo Vielba, y con el grado e importancia de estos vigorosos orígenes se sostiene muy firme en la actualidad, sin censuras o cortapisas, por lo que puede asegurarse que la Colección de Fotografía Alcobendas es una de las colecciones con más coherencia y diversidad de las existentes en el territorio español.


Belleza de barrio. Ricardo Cases

En estos veinticinco años también se ha trabajado, sin descanso, para poder cumplir uno de los objetivos fundacionales por los que se creó: «enseñar y preservar la creación fotográfica como forma y manera de conocer nuestra historia y nuestra cultura», como escribió Luis Revenga en el prólogo del primer catálogo de la Colección: “Esta colección, como deben estar todas las colecciones públicas, se pondrá al servicio de estudiosos, aficionados y público en general, mediante exposiciones, catálogos y otras publicaciones. Nace, pues, con vocación de espejo.”
Mostrarla de manera altruista, llevar la creación fotográfica española a otros espacios y a otros países, ha sido una de las prioridades, y en estos años la Colección ha viajado a ciudades como Almería, La Coruña, Castellón, Barcelona, Segovia, Teruel, Jaén, Zaragoza, Orense, Alicante, Sevilla, Salamanca, Torrelavega, Pamplona, Oviedo, Avilés, Vitoria, Burgos, Roma, Milán, Rabat, Sofía, Buenos Aires, Lima, Asunción, Barranquilla y Santiago de Chile, estando en programación nuevos destinos.
Ha pasado un cuarto de siglo y, como ha ocurrido en anteriores onomásticas, la Colección se abre en todo su esplendor, con la realización de nuevas exposiciones en diferentes salas y espacios de la ciudad. En el Centro de Arte Alcobendas la exposición “Adquisiciones 2013-2017” mostrará las obras incorporadas en los últimos cinco años, de los autores Paula Anta, Cristina García Rodero, Carlos Aires, José Ramón Bas, Rosell Meseguer, Rafael Sanz Lobato, Ricardo Cases, Chema Conesa, Matías Costa, Eugeni Forcano, Irene Grau, José Guerrero, Aitor Lara, Enrique Meneses, Miguel Oriola, Andrés Pachón, Aleix Plademunt, Miguel Ángel Tornero y Gerardo Vielba; en el Centro Cultural Anabel Segura estará la muestra “Cimientos de una Colección”, compuesta por obras de Gabriel Cualladó, Carlos Pérez Siquier, Francesc Català-Roca, Ramón Masats, Nicolás Muller, Joan Colom, Oriol Maspons, Colita, Ricard Terré y Xavier Miserachs; en el Bulevar Salvador Allende “Trauma” de Joan Fontcuberta, y en la sala de exposiciones del Espacio Miguel Delibes , la muestra “De libros, lecturas y escritores”, con fotografías de Toni Catany, Pablo Genovés, Chema Madoz, José Manuel Navia, Nicolás Muller, Alberto Schommer, Chema Conesa, Luis Baylón, Colita, Juan Manuel Castro Prieto y Susi Arta.


Edera. Paula Anta

Es complejo que, con una simple enumeración, podamos darnos cuenta de todo aquello que ha ocurrido en esta ciudad en estos años, en torno a la fotografía y con la Colección como eje central, pero quisiera remarcar algunos de los aspectos más relevantes de este estimulante periodo.
Desde hace más de una década, el Bulevar Salvador Allende se ha convertido en un lugar de exposiciones al aire libre referente en la Comunidad de Madrid, donde, de forma ininterrumpida durante estos años, han expuesto un importante número de fotógrafos, todos ellos representados en la Colección. Por el paseo hemos disfrutado de la obra de Carlos de Andrés, Luis Baylón, Cristina García Rodero, Rosa Muñoz, Toni Catany, Isabel Muñoz, Amparo Garrido, Miguel Trillo, Pierre Gonnord, Carlos Pérez Siquier, Fernando Manso, Encarna Marín, Chema Madoz, Marta Soul, Virxilio Vieitez, Juan Manuel Castro Prieto, Alberto García-Alix, Juan Manuel Díaz Burgos, Pablo Pérez-Mínguez, José Manuel Navia, José María Mellado y José Manuel Ballester. Dado el gran crecimiento de la ciudad, en 2012 se decide crear otro nuevo espacio al aire libre para el disfrute de la creación fotográfica en el Paseo de Valdelasfuentes, convirtiéndose Alcobendas de nuevo en referente cultural.
La llegada del verano marca en la ciudad una importante celebración, Fotonoche, momento en la el que por un día se conjuga la buena fotografía, la música y la magia de la noche en una proyección al aire libre . El Centro de Arte Alcobendas se convierte en un espacio para disfrutar, con calma y sosiego, de la mejor fotografía. Por este tradicional evento ya han pasado más de ciento sesenta autores españoles , y pretendemos seguir con la misma calidad, constancia e ilusión de la primera edición hace ya doce años.
En el año 2009 se crea el Premio Internacional de Fotografía Alcobendas, cumpliendo de esta manera el Ayuntamiento, a través del Patronato Sociocultural, con el compromiso institucional de apoyo y difusión de la fotografía creativa. Con la creación de este galardón se pretende promover aún más los encuentros, las exposiciones y las diversas actividades sobre la disciplina creativa más influyente del siglo XXI. En su primera edición, fue concedido al fotógrafo norteamericano Alex Webb , que visitó nuestra ciudad para realizar un taller y una muestra representativa de varios de sus trabajos realizados en diferentes ciudades del mundo. En la segunda, recayó en nuestra fotógrafa más internacional, Cristina García Rodero, y como consecuencia del premio se realizó la exposición «Combatiendo la nada», mostrando una brillante selección de fotografías de numerosos proyectos de Cristina García Rodero, donde la presencia de la mujer encarna el papel protagonista. Philip-Lorca diCorcia recibió en 2013 el premio en su tercera edición, donde el jurado, de manera unánime, reconoció «la innovación, creatividad y su especial forma de mirar», además de la cualidad de afrontar atmosferas comunes en metrópolis de cualquier lugar del planeta. En 2015, el premio recayó en el fotógrafo francés Pierre Gonnord , al que se reconoció de manera especial su forma de abordar el retrato, imágenes detrás de las cuales encontramos narración, intimidad y sobre todo silencio, experiencias únicas e irrepetibles a través de sus impecables propuestas visuales. Graciela Iturbide , seguramente la fotógrafa más importante del siglo XXI, recibió el premio en 2017, y en 2018, en el Centro de Arte Alcobendas, una amplia selección de su obra de los últimos cuarenta años formó parte de la exposición “Fotografías. Graciela Iturbide”.


Miguel Oriola

En el año 2013, la formación en fotografía que se realizaba en la ciudad hasta ese momento da un paso más, y se crea la Escuela Internacional Alcobendas PHotoEspaña PIC.A en el Espacio Miguel Delibes, donde anualmente reciben formación cerca de quinientos alumnos. En estos años, por su buen hacer, la escuela se ha convertido en un importante referente en la enseñanza de la fotografía a nivel nacional. Por sus aulas, incluyendo la primera etapa , han pasado más de cuatro mil alumnos, muchos de los cuales han dedicado su vida profesional a la fotografía, ya sea en su vertiente creativa, académica, cultural, empresarial o de servicios. La finalidad de la escuela≠ es ofrecer al futuro fotógrafo una formación técnica y humanística de manera amplia y sólida, dirigida a personas que buscan en la fotografía tanto un medio de expresión artística y personal como una salida profesional. Una vez cumplimentados estos estudios, la formación académica se completa con el Máster PHotoEspaña en fotografía «Teorías y proyectos artísticos», intenso programa que permite a los alumnos perfeccionar y complementar una carrera profesional en esta disciplina.
Por todo ello, el contexto actual de la fotografía en nuestra ciudad es alentador, ya que, por un lado, se proyecta un asentado futuro y, al mismo tiempo, no olvida el pasado. Hacia el futuro, cuestionándose permanentemente el medio, asumiendo las nuevas formas de creación y las nuevas tecnologías, y hacia el pasado, poniendo en valor a los grandes maestros que formaron las bases de las nuevas generaciones, donde la Colección tiene el punto de mira persistente en sus futuras adquisiciones.
Y como no podía ser menos, por llegar con entusiasmo a esta fecha tan importante, la celebración del 25 aniversario contará con numerosas exposiciones, encuentros, vistas guiadas y una cuidada edición con todas las obras adquiridas en los últimos cinco años. Alcobendas se vestirá, de nuevo, con la mejor fotografía contemporánea.

José María Díaz-Maroto
Conservador y Comisario Colección de Fotografía Alcobendas

TRAUMA. Joan Fontcuberta

TRAUMA. Joan Fontcuberta
Exposición de Joan Fontcuberta en el Bulevar Salvador Allende de la ciudad de Alcobendas. 32 fotografías impresas en lona microperforada.
Joan Fontcuberta se pregunta ¿qué ocurre cuando una fotografía abandona su imagen?…cuando ésta se “libera de su alma”? ¿Qué queda cuando una fotografía ya no señala una realidad hacia fuera de sí misma y solo permanece el substrato, el residuo, apenas unas manchas de sustancias químicas sensibles a la luz?

En la línea de proyectos anteriores (tales como Blow Up Blow Up, 2009 y Gastrópoda, 2013), basados en la indagación semiótica de la imagen fotográfica, el nuevo trabajo de Joan Fontcuberta TRAUMA parte de la hipótesis de que las imágenes experimentan un metabolismo orgánico: nacen, crecen, se reproducen y mueren, para reiniciar el ciclo de la vida. Por este motivo se interesa por los archivos, ya que éstos contienen imágenes enfermas, agónicas, imágenes que como consecuencia de la biología transformadora del tiempo y de la química padecen algún tipo de trastorno que perturba su función documental y las inhabilita para seguir “viviendo” en el archivo. Son las mismas imágenes, ya sean producidas por él mismo o hurgadas en colecciones fotográficas, las que están sometidas a un estado de trauma. Un trauma que, según Fontcuberta, “nos aboca a la elegía por lo que queda de la materialidad de la fotografía química, una oda a sus restos y excrecencias”.

Joan Fontcuberta estudió Ciencias de la información en la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesor invitado en diferentes centros y universidades europeos y estadounidenses, entre los que destacan: el Department of Visual & Environmental Studies de Harvard University y el Centre National des Arts Contemporains de Francia. Entre otras distinciones ha sido galardonado con la medalla David Octavious Hill, otorgada por la Fotografisches Akademie GDL en Alemania en 1988, y en 1994 fue distinguido Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres por el Ministerio de Cultura de Francia, en ambos casos como reconocimiento al conjunto de su actividad fotográfica. En 1997 recibe el UK Year of Photography and Electronic Image Grant Award concedido por el Arts Council de Gran Bretaña; en 1998, el Premio Nacional de Fotografía, otorgado por el Ministerio de Cultura; y en 2002, el Premio Internacional de Fotografía otorgado por el CRAF (Centro di Ricerca e Archivazione della Fotografia) de Spilimbergo, Italia.

José María Díaz-Maroto
Conservador Colección Pública de Fotografía Alcobendas

¡ Coloréalas !

Un libro para colorear…
El sencillo acto de iluminar tiene algo más que un propósito de creación.

¡ Coloréalas !

Datos del libro
Fotografías: José María Díaz-Maroto
Dibujos: Beatriz Martín Bernal
Textos: Cristina García Pérez y José María Díaz-Maroto
Medidas libro: 23 x 29,7 cm.
Medidas caja: 23,5 x 30,5 cm.
Páginas: 86
Edición primera:100 ejemplares
Impresión: tapa rústica. Papel Coral Book 140 gr.
Precio: 20,00 € libro / 25,00 € libro + caja (gastos de envío no incluidos)
Editorial: Calma y sosiego EDICIONES

Pedidos a diazmaroto@telefonica.net

Tienes algo valioso entre manos. Sí, tú.
Debes saber algo antes de que te cuente de qué se trata; los adultos tenemos, principalmente, tres problemas con nuestra infancia: que se olvida, que se recuerda… y que no se repite.
Pero tú no debes pensar en eso todavía. Volvamos al comienzo, tienes algo valioso entre manos, ¿Quieres saber por qué? Este cuaderno para colorear está pensando para que traspases algunos límites.
Los primeros límites que cruzarás serán los de la imaginación, ese reino frondoso e inexpugnable situado dentro de tu cabeza. La imaginación se parece bastante al aire que condensa un globo, en su estado natural es invisible pero se materializa en cada pequeña acción que realizamos. Transforma todo a su alrededor y, curiosamente, al igual que el aire en un globo, nos permite flotar por encima de la realidad.
Por eso, en cada fotografía que colorees en este cuaderno quedará la impronta de tu propia imaginación. Es única, exclusiva e intransferible. No la puedes cambiar por otra que te guste más ni se te puede caer del bolsillo sin querer. Así que cuídala, solo necesita dos cosas para seguir a tu lado: utilízala a menudo y no le pongas márgenes.
También atravesarás las fronteras del conocimiento. Un territorio apasionante que, con suerte, te acompañará toda tu vida. El conocimiento es adictivo, es uno de los alimentos básicos de nuestro cerebro, por eso siempre anda en busca de nuevos aprendizajes. En este cuaderno conocerás de cerca la fotografía: el retrato, la naturaleza, rincones del mundo, la disciplina social o la documenta se abrirán a tu paso.
Pero aún te aguarda un límite por romper. Aunque más que un límite es una revelación que tenemos guardada para ti: todas las disciplinas artísticas están conectadas entre sí. Como lo lees. La pintura ha influido a la historia del cine, así como el cine ha influido a muchos músicos o escritores. Existen una serie de puntos en común que irás descubriendo. Por eso en este cuaderno nada es lo que parece, descubrirás el arte fotográfico pero… transformado en dibujo.
¿Por qué no? Con la imaginación todo es posible y el juego es la mejor brújula para esta travesía que ahora comienzas. Cristina García Pérez