El valle invisible

El valle invisible
 El espacio donde se encuentra “El valle invisible” es una llanura en el Concejo de Llanes, al norte de la Sierra de Cuera, lindante con el mar Cantábrico y con la Cuesta de Cué, donde hubo un aeródromo de las fuerzas republicanas hasta que fue conquistado por las tropas de Las Brigadas de Navarra y los italianos Flechas Negras. Del viejo aeródromo exclusivamente quedan los restos de los hangares y el polvorín a mitad de la cuesta, donde los niños juegan al escondite y los adultos a lo que pueden. En el valle ya nada es lo que fue, el aeródromo, situado en lo que siempre fue “la cuesta”  es hoy un precioso campo de golf.

El valle invisibel 01

El valle invisibel 01

 

Nombrado literalmente El Valle de Mijares, resulta invisible para los viajeros, pero visible para la creación literaria y la recreación fotográfica. Como dice Miguel Ángel Galguera en su novela del mismo nombre “El valle invisible”, conviene saber que el enjundioso paraje de Mijares tiene microclima –llueve todos los días, y la gente que allí habita hace chifladuras seguramente porque hay un árbol en alguna parte que despide cierto pólen de efecto “maligno”.
 
Par mí fue el universo de historias, cuentos y personajes que viví en mis largos veranos en el Oriente de Asturias. Hoy busco en sus rincones restos de aquellas historias, provocando la ausencia de personajes, tintando de sobriedad la belleza del papel fotográfico y siendo muy escueto en la presencia final de la obra. El valle invisible es una invitación para sumergirse y viajar en la frondosidad de su espacio, y porque no- buscar el árbol del pólen maligno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.