15 años de Fotografía Española Contemporánea

15 AÑOS EN LA COLECCIÓN ALCOBENDAS.

La celebración de los 15 años de La Colección de fotografía “Géneros y tendencias” pretende ser uno de los acontecimiento culturales más importantes del otoño. Por primera vez, desde que se inició La Colección en 1993 se podrán ver en la Ciudad de Alcobendas ocho exposiciones realizadas únicamente con sus fondos. La sociedad la naturaleza, el paisaje, el retrato, la abstracción, la experimentación y la ironía son algunas de las temáticas de este importante evento.

Autor: Cristobal Hara

Alcobendas se convertirá durante dos meses en la capital de la fotografía y sacará La Colección a la calle, varias fachadas de la ciudad, campos de futbol, el Bulevar, La Universidad Europea de Madrid, Valdelasfuentes o la fachada del Ayuntamiento se vestirán de gala con imágenes emblemáticas de la reciente historia de la fotografía española.

A lo largo de estos primeros quince años de ininterrumpido trabajo, se ha logrado crear una colección de fotografía de referencia nacional donde están representadas todas las tendencias fotográficas de la imagen y esto hay que celebrarlo. La magnitud de este evento, la catalogación en un impecable libro de toda la colección, la riqueza temática de las ocho exposiciones, las actividades paralelas como talleres, conferencias, visitas escolares o cultura en familia, son la prueba evidente de la apuesta firme de la Ciudad de Alcobendas por la cultura de la imagen contemporánea.

José María Díaz-Maroto. Comisario



El valle invisible

El valle invisible
 El espacio donde se encuentra “El valle invisible” es una llanura en el Concejo de Llanes, al norte de la Sierra de Cuera, lindante con el mar Cantábrico y con la Cuesta de Cué, donde hubo un aeródromo de las fuerzas republicanas hasta que fue conquistado por las tropas de Las Brigadas de Navarra y los italianos Flechas Negras. Del viejo aeródromo exclusivamente quedan los restos de los hangares y el polvorín a mitad de la cuesta, donde los niños juegan al escondite y los adultos a lo que pueden. En el valle ya nada es lo que fue, el aeródromo, situado en lo que siempre fue “la cuesta”  es hoy un precioso campo de golf.

El valle invisibel 01

El valle invisibel 01

 

Nombrado literalmente El Valle de Mijares, resulta invisible para los viajeros, pero visible para la creación literaria y la recreación fotográfica. Como dice Miguel Ángel Galguera en su novela del mismo nombre “El valle invisible”, conviene saber que el enjundioso paraje de Mijares tiene microclima –llueve todos los días, y la gente que allí habita hace chifladuras seguramente porque hay un árbol en alguna parte que despide cierto pólen de efecto “maligno”.
 
Par mí fue el universo de historias, cuentos y personajes que viví en mis largos veranos en el Oriente de Asturias. Hoy busco en sus rincones restos de aquellas historias, provocando la ausencia de personajes, tintando de sobriedad la belleza del papel fotográfico y siendo muy escueto en la presencia final de la obra. El valle invisible es una invitación para sumergirse y viajar en la frondosidad de su espacio, y porque no- buscar el árbol del pólen maligno.

Malecón de La Habana

Bañarse en el Malecón, la diversión de los niños cubanos. En el horizonte “El dorado” a tan solo noventa millas la costa americana, lo más parecido a volar es tirarse al mar desde el viejo Malecón.

A Hemingway sólo le bastó una visita al Floridita para quedar prendado por siempre de uno de los más emblemáticos rincones de la Habana y de Cuba, fue por los años 30, cuando escribía el borrador de “Por quién doblan las campanas.”